arte poética

es un hecho que me autodestruyo a una gran velocidad
-también es veloz y cegador el rayo en la noche
y pronto se le olvida-,
me siento intrigado por el mecanismo
del dolor, pero no me sucede
como a los demás,
sólo porque intento traducirlo
a un idioma tan concreto
como ambiguo;
muchas veces, como a los demás,
me atrapa un sueño en el que vivo
como no quiero existir, buscando
a un semejante en este
estrecho laberinto,

pero sé que, afortunadamente,
puedo volver a atarme
cuando quiera a las cadenas
de mis manos; el día
que me sienta libre de ti
que me quiten el recuerdo.